Aprende a desbloquear el nervio ciático: dos maneras sencillas para calmar el dolor.

Las enfermedades y dolencias muchas veces suelen venir de la mano con el paso de los años sin embargo hay algunas que no toman en cuenta esto sino que más bien atacan a las personas de cualquier edad incluyendo a los jóvenes.

Uno de los problemas más comunes hoy en día es el dolor que se origina en el nervio ciático y aliviarlo puede ser casi un dolor de cabeza ya que no son muchos los analgésicos que funcionen para tratarlo de la manera adecuada.

Muchas personas se aquejan que este dolor es sumamente fuerte, y es que si lo has sufrido eso ya lo sabes de primera mano y es por eso que ya nos gustaría aliviarlo o eliminarlo de una vez por todas pero ¿cómo podemos hacerlo?

El día de hoy nosotros te estaremos dando una de las mejores alternativas que podrás emplear para aliviar el dolor del nervio ciático y así puedas retomar tu vida diaria sin mucha dificultad. Presta mucha atención.

Esto alivia el dolor de la ciática

Primero que todo debes saber que el nervio ciático es uno de los más extensos de nuestro cuerpo y se extiende desde el glúteo hasta la planta de nuestro pie es esto lo que hace que cuando nos duela no podamos siquiera movernos libremente.

Muchas personas padecen este dolor ya que se puede causar por alguna lesión en el nervio o incluso por la inflamación de este debido a la excesiva actividad física aunque la vejez también tiene mucho que ver.

Para aliviar este dolor, muchas personas emplean el consumo de analgésicos sin embargo estos no suelen ser muy efectivos y además tienen efectos secundarios de los que es mejor cuidarnos entonces hay que optar por otras alternativas y entre estas encontramos la que te traemos a continuación.

Se trata de unos ejercicios que serán la salvación para esta dolencia.

En una alfombra pero recostado en el piso colócate totalmente derecho y estirado y luego relaja los músculos y luego de ello trata de llevar la pierna adolorida a tu hombro ayudándote de tus manos y sostén la posición por 30 segundos, cambia de pierna y repite.

Otro ejercicio es recostarte en el piso y flexionar ambas piernas llevándolas hasta el pecho hasta que una cruce la otra. Mantén la posición con las manos hasta que sientas tensión en el músculo, cuenta 30 segundos y estira para aflojar la tensión, y repite hasta que recuperes la movilidad.

Esperamos haberte ayudado con estos ejercicios para mejorar el dolor de la ciática.

No olvides compartir.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *