Tu cuerpo te avisará con estas 5 señales si estás consumiendo demasiada sal.

La alimentación es la base fundamental para garantizar la salud y bienestar de nuestro organismo cuando lleguemos a la tercera edad.

Esto es un concepto que, aunque parezca muy fácil de entender es el menos aplicado en la sociedad actual por la población que oscila entre los 20 y 40 años ya que la alimentación que estamos teniendo actualmente cada día es más deplorable.

Mencionamos esto porque el día de hoy vamos a resaltar las 5 señales más preocupantes que manifiesta nuestro cuerpo cuando estamos teniendo un consumo excesivo de sal.

Sabemos que es un ingrediente indispensable para nuestras comidas, pero cuando abusamos de este puede tener resultados muy serios a nuestra salud los cuales pueden perjudicarnos de por vida.

Descubre cuáles son las 5 señales del consumo excesivo de sal

Sed constantemente: esto se debe a que nuestro cuerpo debido al exceso de este ingrediente se encuentra en un estado de deshidratación por lo que nosotros necesitamos consumir mayor cantidad de agua de la mínima requerida por los especialistas la cual es de 2 litros diarios.

Sensación de fatiga o falta de concentración: al tener mucha sal en el cuerpo nuestro cuerpo dirigir a toda su energía en digerir la y procesarla de modo que podamos expulsarla de nuestro organismo es por esto que ignoramos o descuidamos a nivel mental las otras actividades o procesos que debemos realizar en nuestro día.

Ganas de ir al baño en periodos de tiempo cortos: aunque ustedes no lo crean la sal incide directamente sobre los riñones y nuestras funciones renales por lo que se abusamos del consumo de ésta nuestros riñones se van a ver sobrecargados de trabajo y por ende tendremos que ir al baño constantemente hacer pequeñas dosis de orina.

Retención de líquido e hinchazón: la mejor forma para comprobar si estamos experimentando este síntoma es presionar con nuestro pulgar sobre cualquier parte de la piel y contar 5 segundos cuando retiremos el dedo debemos observar cuantos segundos se tarda en que la piel regrese a su color natural.

Si está tarda un período mayor a 10 segundos quiere decir que estamos experimentando retención de líquido es decir que nuestro cuerpo siente que está deshidratado y ante esta falta de líquido por consumo excesivo de sal almacenar a todo el líquido que pueda lo cual puede conllevar a un aumento de peso.

Ganas de consumir aún más sal: tal como con cualquier droga o sustancia que pueda generar adicción cuando acostumbramos a una cierta cantidad de elementos a nuestro cuerpo este constantemente va querer pedir más por lo que constantemente nos acostumbraremos a consumir más y más de este ingrediente hasta que las consecuencias sean irreversibles.

Cómo puedes ver estas señales no deben tomarse en vano ni deben pasar por debajo de la mesa por lo que sí presentas un mínimo de 2 síntomas entre estas cinco señales te recomendamos que disminuyas el consumo de sal en tu dieta diaria y que aumenta es la cantidad de agua que estás tomando de modo que pueda revertir el proceso de deshidratación que ya estaba experimentando sin darte cuenta.

Recuerda que todo comienza con la alimentación, pero también puede ser revertido y mejorado con ella si se toma cartas en el asunto a tiempo.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *