Cuando hablamos de hacer ejercicio nos imaginamos jugando corriendo en una montaña o por lo menos estando dos horas diarias en un gimnasio, pero la realidad es que