Niño de la calle deseaba venderle algunas flores a un turista y su respuesta le da la vuelta al mundo

Nosotros todos los días publicamos las noticias más recientes que puede haber en los medios sin embargo nos hemos dado cuenta que de un tiempo para acá las noticias hermosas y buenas que nos hacen recuperar la fe en la humanidad cada vez se colocan menos y tienen menos popularidad

La razón la desconocemos, pero nosotros nos regimos por un gran número de valores los cuales nos dictan que debemos colocar estas noticias y hacerlas públicas más allá de lo hermosa que puedan ser es hora de empezar a mirar a los verdaderos héroes aquellos que no tienen capaz ni súper poderes, pero simplemente son buenas personas haciendo buenas obras por la vida.

Es por esto que te vamos a pedir que prestes mucha atención a la historia que les vamos a contar a continuación la cual tuvo lugar en filipinas y le ha dado la vuelta al mundo a pesar de que los medios grandes que pudiesen darle un verdadero impacto a esta noticia se han negado a publicarlo por irse con aquellos temas más amarillistas.

De antemano te damos las gracias por haber leído esta noticia y si quieres seguir la cadena de compartir este tipo de gestos todo lo que debes hacer es hacerla llegar a tus seres conocidos pues de esta forma estarás recordándoles que aún quedan valores en las calles y la gente todavía está dispuesta a ayudar a aquellos que más lo necesitan.

Conoce la historia de cómo este niño tuvo un día como ningún otro

Tal como mencionamos anteriormente el lugar es filipinas dónde para el que no sepa hay un gran porcentaje de pobreza y muchos de los niños son forzados a trabajar a temprana edad y éste no era la excepción para un jovencito en cual trabajaba todos los días vendiendo flores de jazmín afuera de un centro comercial.

Sus clientes más allá de las personas locales eran turistas, pero este día fue completamente diferente este joven se acercó para venderle unas flores a un joven turista, pero al ver que este niño no tenía zapatos y se encontraba en tan mal estado en turista tuvo una mejor idea y fue invitarlo a ver zapatos.

Aún el niño en su ingenuidad no sabía cuál era el plan de este señor sin embargo lo acompañó y una vez que estaban dentro de la tienda el turista le ofreció comprarle los zapatos que fue sean de su agrado el joven escogió unos en descuento que le permitían correr rápido sin embargo le expresó el temor al turista de que le pudiesen robar sus zapatos pues los niños de la calle casi nunca tenían nada.

La dueña de la tienda sorprendida ante el gesto del turista ofreció hacerlo público e incluso publicar su nombre, pero éste se negó y aparte de regalarle los zapatos completo su día al regalarle ropa nueva y también llevarlo al comedor del centro comercial donde se deleitaron con un delicioso almuerzo.

Una vez finalizado el día el turista le compró todas las flores de jazmín que desde niño tenía y se despidió esperando que el niño de esta forma pudiese tener una mejor oportunidad de trabajo.

Muchos dirán que quizás este turista pudo haberlo adoptado mientras otros dirán que sólo le dio felicidad por un día, pero la realidad es que a veces necesitamos esos pequeños momentos de felicidad para poder continuar en la ardua labor que nos toca y eventualmente poder seguir adelante.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *