La hija que desprecia a su madre se desprecia a sí misma y a la vida

Tener hijos es una de las cosas que más nos emocionan, nos gusta mucho trae a la vida a una pequeña criatura que sin duda nos va a llenar de mucho amor y mucha felicidad nos sentiremos siempre acompañados.

Muchas personas cuando se enteran que se van a convertir en padres o madres simplemente se sienten muy felices, se llenan de un sentimiento inexplicable y este sentimiento día tras día crece más y más a medida que nuestros pequeños lo hacen.

Los bebés para tristeza de muchos, estos crecen, se van convirtiendo en hombres y mujeres que el día menos pensado nosotros tendremos que ir ya que ellos deben independizarse y formar sus familias y muchas veces los padres no están incluidos en esos planes, lastimosamente.

Aunque esto sucede a diario muchas son las personas que al hacerlo es como si se olvidarán de sus padres y esto es lo peor que puedes hacer, es un acto bastante terrible al que nosotros exponemos a nuestros padres y de eso queremos hablarte hoy.

No desprecies a tu madre

Nuestra madre es la mujer que dio su vida para darnos a nosotros la vida que hoy nosotros disfrutamos, fue al que se desveló años y años cuando estábamos enfermos y es esa que aunque tengamos 50 años siempre se va a preocupar por nuestro bienestar.

Hijos pueden ser tanto hombres como mujeres sin embargo en el caso de las mujeres es muy posible que muchas de ellas desaprecien a su madre y esto es lo peor que pueden hacer, despreciar a tu madre es como despreciarte a ti misma, despreciar la vida que hoy en día tienes.

Es muy importante que siempre seamos humildes y tengamos a  nuestra madre cerca, ella es la que purifica nuestro espíritu, y es un acto además de humildad es justo el camino de amor sano y maduro que todos nosotros debemos tomar.

Como hija o como hijo debes siempre agradecer a tu madre por la vida que te ha dado y honrarla por ello, y es que gracias a nuestros padres es que llegamos a donde estamos hoy, somos los hombres y mujeres de bien hoy en día.

El que una persona sienta agradecimiento por su madre nos llena de fuerza para continuar y esto lo afirmó el filósofo alemán Bert Helllinger quien además agregó que aquellos hijos que tienen un resentimiento hacia sus padres esto impide que nuestra vida sea libre y liviana, el resentimiento día tras día se afianza más y más.

Si tus padres te han lastimado de una u otra forma lo mejor es que dejes atrás esto y sigas adelante, les perdones y así sin duda les harás felices y plenos y tú también te sentirás así, y es que la familia es algo irremplazable por más que pase lo que pase ellos siempre estarán allí.

Tú como hijo o hija, no desprecies a tu padre o tu madre, más bien hónralos ya que gracias a ellos eres lo que hoy en día muchos conocen como un hombre o mujer de bien.

Gracias por leernos.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *