Excelente gel casero que reafirma la piel del rostro y quita cualquier arruga, ojeras y manchas.

Con el pasar del tiempo nuestra piel puede comenzar a perder propiedades, del mismo modo puede ser por causa de una mala

alimentación o alguna deficiencia de vitaminas o minerales, por tal motivo es necesario que al primer síntoma de resequedad o de alguna mancha debemos de tomar cartas en el asunto.

La piel es un reflejo del interior, lo que quiere decir que si nuestro organismo esta deshidratado nuestra piel se tornara reseca, el primer paso es evaluar como esta nuestra alimentación, además de nuestra hidratación, si consumimos vegetales, hortalizas y si tomamos al menos 2 litros de agua al día para mantenernos hidratados.

Debemos mantener el cuidado en nuestra piel, tanto con los alimentos como con suplementos y remedios naturales que nos ayuden a estar sanos, en el caso de la piel podemos aplicar muchos remedios caseros para humectarla, del mismo modo llevar una dieta rica en vitaminas y minerales.

En nuestro artículo de hoy te mostraremos como realizar un excelente humectante a base de coco y sábila, los cuales contienen grandes propiedades que nos permitirán lucir una piel libre de resequedad, manchas, arrugas y cualquier problema.

Luce una piel joven con esta receta natural

A continuación te mostraremos como realizar esta receta a base de aceite de coco y sábila con la que podrás ayudar a tu rostro a estar más joven.

Para realizarla vamos a necesitar tan solo.

Ingredientes:

  • 3 de sábila, en gel o cristal.
  • 3 cucharadas de aceite de coco.

Procedimiento:

Para realizar esta receta debemos de comenzar por obtener el cristal o el gel de la sábila, tomando las hojas tiernas de la planta debemos de limpiarla y pelarla con mucho cuidado de esta manera podremos tener un cristal fresco, asegúrate de limpiarlo muy bien luego de pelarla.

Con ayuda de un envase adecuado, colocaremos nuestras 3 cucharadas de cristal o gel de sábila, seguidamente las 3 cucharadas del aceite de coco tratando de batir muy bien, si notamos que aun quedan grumos podemos utilizar la licuadora para procesar de la mejor manera nuestra mezcla.

Es necesario preparar nuestro rostro, lavándolo con suficiente agua y jabón para eliminar impurezas y piel muerta, procederemos a aplicar nuestra mezcla, esta tiene resultados asombrosos combatiendo hongos, tratando las quemaduras, manchas y ayudando a humectar de forma natural nuestra piel, por lo que la podemos aplicar en cualquier parte del cuerpo.

Si te gusto este articulo compártelo.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *