El verdadero amor es un asunto de almas, no de cuerpos

El amor es uno de los temas más hablados y más comentados por todos y en todos lados, es muy común escuchar acerca de las parejas que se aman profundamente, las que discuten, las que se separan , en fin muchas cosa entorno al amor.

Muchas mujeres así como los hombres, buscan el amor de su vida, sin embargo hay que estar conscientes que muchas veces buscamos donde no es, nos enamoramos de personas que no son lo suficiente para nosotros.

Aunque es imposible determinar quién es nuestra alma gemela y quien no, debemos saber que la persona en quien menos pensamos puede ser nuestro verdadero amor, es una de las cosas de las cuales debemos ser muy cautelosos.

Es probable que para enamorarnos nosotros nos fijemos en el físico sin embargo muchas veces esto no es así, y es que seguramente has visto parejas que ante tus ojos son disparejas pero debes saber que esas personas pueden ser almas gemelas.

El amor no es exterior

Cuando buscamos una pareja lo que buscamos es belleza exterior pero debes darte cuenta que muchas veces los bellos o las mujeres más bellas no se llevan bien contigo, y aunque no está de más intentar, debes saber que el amor de tu vida puede no ser esa persona.

Aunque tus preferencias sean un hombre alto, alguien más adinerado que tú, o simplemente una reina de belleza es muy posible que el destino te tenga guardado algo totalmente diferente, nada de lo que imaginaste y te enamorarás de esa persona perdidamente.

El verdadero amor no debe medirse por cuán hermosa es la persona por fuera, va mucha  más allá, muchas son las personas que aunque parezcan no ser muy amigables por fuera, pueden tener una personalidad hermosa e increíble que vale la pena conocer.

Si tu buscas a una persona perfecta debes saber que existe pero probablemente no es ese hombre alto, adinerado y galán con el que has soñado, las apariencias muchas veces engañan, quieres a un hombre hermoso pero ¿cómo es su personalidad?

Enamorarnos del físico es algo pero una vez nos enamoramos de la persona a nivel de personalidad de eso se trata el verdadero amor, no es únicamente de cómo luce tu pareja sino de cómo es esa persona.

Para que reflexiones te dejamos la siguiente historia:

“Erase una vez una “gordita” que enamoró perdidamente a un muchacho en forma y hermoso. En la soledad de sus departamentos, en el auto en un callejón a oscuras y en todos los moteles tenían sexo y se hacían el amor.

Sin embargo, el nunca por un año la sacó a un parque, a comer o simplemente al cine. Ella lo escuchaba negarla ante sus amigos y se molestaba. Pero cedía cuando escuchaba los te amo al oído, cuando sentía sus manos o cuando sus labios la callaban cuando llorando peleaba.

Un buen día la chica se cansó y eligió irse sin mirar atrás.

Pasaron seis meses de angustia donde ambos en las noches se bebían las lágrimas e intentaron refugiarse en otros cuerpos, pero de nada sirvió.

El chico no aguantó más el vacío en su corazón e invito a sus amigos a salir. Allí en una mesa les dijo: “Necesito que me aconsejen, estoy enamorado como nunca, de una mujer excepcional pero no perfecta para los ojos de nadie.”

Les confesó de quien estaba enamorado y ellos sorprendentemente le aconsejaron que se olvidara de la gente y la buscara. El chico se subió a su auto y voló al departamento de ella. Tocó la puerta y para su sorpresa encontró una chica más esbelta, arreglada… Más hermosa. Se arrodilló y pidió perdón. Lloró por horas sin parar y ella solo le dijo…

“Lo lamento, mientras me fui porque no era lo suficientemente linda para ti, llegó alguien a mi vida que en vez de salir corriendo y criticarme, me enseño como alimentarme y durante varios meses me apoyo a ejercitarme. Nunca me dejó sola. Ahora tengo un hombre a mi lado. Un hombre completo que vio lo mejor de mí. Que te vaya bien.”

Cerró la puerta y lo dejó allí sufriendo, igual que como ella lo sufrió por eternas noches”.

Gracias por leernos.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *