Aprende aclarar tu ropa amarillenta sin ocupar lejía ni cloro y que tome su color original.

La primera impresión es un momento importante y desgraciadamente para la mayoría de personas está se basa no solamente en nuestra apariencia física sino también en nuestra vestimenta.

Muchas personas pueden adquirir ropa de marca sin embargo si no le dan el cuidado apropiado en el aseo de cada una de estas prendas parecerán un pordiosero en menos de 3 días por lo que te recomendamos qué prestes atención a la información que te vamos a brindar el día de hoy.

No es necesario que adquieras productos los cuales pueden desteñir tu ropa o incluso dañar la haciendo que está pierda la calidad en tan sólo dos o tres lavadas solamente debes aprender estos consejos los cuales te salvaran la vida en más de una ocasión.

Lo más importante de todo es que los productos que vamos a utilizar a continuación para poder aplicar estos consejos suelen tener una de las tasas más pequeñas en cuanto a reacciones alérgicas hacia sus consumidores.

Productos para aclarar la ropa y consejos para aplicarlos

El primer consejo que te vamos a recomendar es el uso del agua oxigenada está la podemos conseguir en cualquier droguería y farmacia que quede cerca a tu hogar.

Es una de las sustancias menos invasivas tanto para los pequeños de la casa como para nosotros mismos al usarlo de forma alternativa.

Todo lo que debes hacer es mezclar un litro de agua con un vaso de agua oxigenada y unas cuantas gotas de amoníaco una vez que esté ya esté lo suficientemente mezclado remoja tus prendas y déjalas secar al sol.

Esto es por supuesto si quieres blanquear tu ropa bien sea por que le haya caído algún producto o simplemente porque por el exceso de uso se haya manchado con el transcurso del tiempo.

Una vez que la ropa ya está seca te darás cuenta de qué ya la mancha se ha ido y ahí es cuando podemos pasar a realizar el proceso de lavado común con el producto de nuestra preferencia.

El segundo consejo es un poco más invasivo y para este sí te recomendamos que tengas cuidado con los pequeños de la casa pues se trata de utilizar un material conocido como lejía, el cual se encarga de eliminar cualquier tipo de mancha de tus prendas simplemente debes realizar el mismo procedimiento, pero en vez de utilizar agua usaremos leche fría.

Recuerda lavarte muy bien las manos posteriormente a que hayas enjuagado tu ropa en esta mezcla y de igual forma déjala secar al sol.

Cuando haya culminado el proceso recuerda lavar la como de costumbre con el producto que sea de tu preferencia y para esta oportunidad no puedes mezclar estas prendas con otras que tengas para lavar pues estás arriesgando a que éstas queden con un poco de olor de los productos que te mencionamos anteriormente.

La idea con esto es no tener que adquirir productos extra para el aseo de nuestras prendas tales como desmanchadores o quita grasas sino únicamente limitarnos a nuestro jabón con suavizante y hacer uso de elementos que podemos tener de fácil acceso y de menor costo.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *